Jesús Laglera Cabrera presidirá una candidatura en el próximo cabildo general de elecciones de la hermandad de San Gonzalo que se celebrará el próximo 30 de octubre y en la que concurrirá otra lista encabezada por el actual hermano mayor,  José Fernández López. Estos dos mismos cofrades ya se presentaron para presidir esta cofradía del Barrio León hace cuatro años por lo que se volverán a ver las caras, de nuevo, en unos comicios. Estuvimos con Laglera Cabrera, que nos expresó los motivos que le han llevado a estar presente en esta nueva cita electoral y los pormenores de su proyecto de hermandad para los próximos cuatro años si los hermanos de esta corporación del Lunes Santo le dan su confianza.

– ¿Por qué se presenta usted como hermano mayor en la hermandad de la San Gonzalo?

– Me presento en primer lugar porque como hermano de San Gonzalo que soy desde hace 33 años tengo todo el derecho y así las Reglas de nuestra hermandad me lo permiten. Lógicamente, este paso lo doy refrendado por el equipo humano que conformamos esta candidatura. Compuesta por hermanos y hermanas que han vivido San Gonzalo desde su infancia. Forjada con hermanos jóvenes repletos de inquietudes y rebosantes de ilusiones y deseos de trabajar por y para su hermandad. Y por supuesto, alzada por el impagable apoyo, entre otros, de dos pilares, dos hermanos mayores como Emilio Cano y Bienvenido Puelles, que tanto representan para la identidad y personalidad propia de nuestra corporación. Y consecuentemente me presento por mis hermanos y hermanas, que durante estos años no han cesado en mostrarme sus inquietudes y ganas por sumar, sumar y sumar. Ellos son el aliento que alimentado mi espíritu para dar este importantísimo paso al frente.

El misterio de San Gonzalo por su barrio

– ¿Cree usted que es bueno en la actualidad dos listas en su hermandad a un año de la Coronación de la Virgen de la Saluda?

 – En primer lugar, por encima de unas elecciones, sea cual fuere la hermandad, lo que siempre, siempre, siempre debe primar es el amor fraterno entre sus hermanos. Voten a quien voten. Jamás podemos olvidar que somos un motor activo de la Iglesia. Y no, no me presento por la coronación canónica de Nuestra Bendita Madre de la Salud, sino por el deseo de poner en marcha un ilusionante proyecto para los próximos cuatro años, entre los que evidentemente reluce con luz propia el que será el hito más importante de nuestros casi 75 años de historia. Después de la coronación la vida sigue, y con ella, un día detrás de otro, y es legitimo que los hermanos opten y decidan por un formato de hermandad. Y todo ello sin olvidarme de la labor desarrollada por mi actual hermano mayor Pepe Fernández y toda su junta de gobierno, digna de alabar. Por eso desde mi más humilde opinión, invito y confío en que ambos sepamos comulgar con el ejemplo ante nuestros más de 6.000 hermanos durante este periodo electoral.

– ¿Qué proyectos tiene usted previstos si sale elegida su candidatura?

– Este proyecto nace y crece de la suma de todos y cada uno de los hermanos y hermanas de San Gonzalo. Queremos abrir las puertas de nuestra casa para llenarla de vida porque este es el hogar en el que debemos forjar nuestra fe y creencia en Dios y su Santísima Madre. Por supuesto, ser Iglesia, pero no figurando sino actuando. Somos un activo importantísimo en nuestra Parroquia de San Gonzalo y junto al señor cura párroco debemos caminar en perfecta comunión y armonía durante todo el año. No podemos olvidar que en nuestro templo habitan nuestros amantísimos Titulares. Como no, queremos trabajar en pro de la ya citada coronación canónica de Nuestra Señora de la Salud, con un proyecto que ya tiene forma desde el último cabildo de hermanos. Las líneas están creadas y marcadas y así las dispondremos por y para el engrandecimiento de este hito que culminaremos todos juntos en nombre de la Hermandad de San Gonzalo el 14 de octubre de 2.017. No podemos olvidar la formación cristiana. Es esencial continuar nuestra educación y fortalecer nuestras raíces y sabemos como lograrlo. Como no, es nuestra obligación cuidar y conservar nuestra casa hermandad y el patrimonio de la cofradía. Tenemos propuestas ilusionantes para el 75 aniversario de la fundación de San Gonzalo y de nuestra Parroquia. Es el momento de recuperar los lazos y atarlos en la fe de nuestra historia, de nuestro futuro. Y la caridad. Ese es el proyecto más ambicioso. El que debe brillar con luz propia en momentos tan delicados. Y estoy convencido que la Hermandad de San Gonzalo es capaz y capataz de poner en marcha todo proyecto que la sociedad reclame.

Virgen de la Salud, de San Gonzalo, en la plaza de la Campana

– ¿Debería haber cambios organizativos entre las hermandades de la jornada del Lunes Santo?

– La jornada del Lunes Santo es un día complejo y de difícil organización. Lo mejor que tiene el día, su mejor activo, son sus hermandades, y con ellas, la solidaridad que existe entre todas. En estos momentos se abre igualmente una nueva etapa con un nuevo Consejo de Hermandades y Cofradías, con un nuevo Delegado de día, y estoy convencido, que llegan con el propósito de mejorar todo lo que ya existe, y de engrandecer, mas aun si cabe, el Lunes Santo. Tenemos que esperar a tomar contacto con ellos, y entre todos, juntos, como siempre fue, tomar las mejores decisiones para el día.

– ¿Por qué motivo cree usted que debe votar el hermano de San Gonzalo a su candidatura?

– Los más de 6.000 hermanos de San Gonzalo demuestran permanentemente su sapiencia y saber estar. Estoy convencido que sabrán ejercer su derecho al voto con absoluta responsabilidad, como acostumbran. Y aquí, en nuestra candidatura encontrarán un grupo de hermanos y hermanas responsabilizados ante el eterno amor que demuestran día a día por su hermandad. La de siempre, la que responde a un barrio, la que se forjó entre la serena humildad de los vecinos y vecinas del Barrio León, la que en su blancura infinita siempre fue y será ejemplo de hermandad y de cofradía. Ahora toca sumar, sumar y sumar y en ello trabajaremos porque queremos recuperar su esencia. La pureza más viva de San Gonzalo.