La apertura de la segunda puerta de la Mezquita-Catedral de Córdoba para el paso de las cofradías en Semana Santa ya no está en manos de la Junta de Andalucía. Tras un largo periodo entre la aprobación definitiva, los distintos recursos y el envío a la Unesco, la Administración autonómica acaba de dar por terminada toda su tarea y ha enviado la autorización definitiva al Cabildo Catedral.

El delegado territorial de Cultura, Francisco Alcalde, explicó que ayer se reunió la Comisión Provincial de Patrimonio que, entre otros asuntos, tomó conocimiento de la resolución firmada por la viceconsejera de Cultura, en que se desestimaba el último recurso sobre este proyecto, que había presentado Rafael de La-Hoz Castanys. Era el último paso, el trámite necesario para que se pudiera dar por aprobado el proyecto para retirar la celosía de la nave número 17 y sustituirla por una puerta practicable que tendrá su mismo aspecto exterior.

 Así se ha notificado al Cabildo Catedral, que de este modo ve cómo el proyecto tiene la autorización definitiva de la Administración competente, que es la Junta de Andalucía a través de su Consejería de Cultura. El delegado aseguró que el final de este proceso, en el que ha mediado el informe favorable del Icomos y por lo tanto el visto bueno de la Unesco, viene a dar la razón al informe que la Comisión Provincial de Patrimonioemitió en marzo de 2015, cuando se aprobó la idea presentada por los arquitectos conservadores.

El paso que puede dar el Cabildo en cuanto considere oportuno es pedir la licencia de obras que es un procedimiento reglado. Además, se tendrán que realizar con carácter previo los estudios arqueológicos.